sábado, 13 de julio de 2019

Nunca me voy a olvidar de aquella tarde. Cuando Sergio Di Leo me llamó, yo estaba parando palos de bowling en la cancha 3 de Los Indios, el histórico club de la calle Pasteur. Por alguna razón, había cambiado el turno. Siempre hacía eso, cuando tenía la oportunidad. El trabajo nocturno es lo peor que puede haber: te acostás y te levantás tarde, no podés descansar. Andás con el sueño cambiado, con el mundo a contramano. Le pedí a Nica, mi compañero, que me cubriera mientras iba al baño a charlar tranquilo. Los ruidos de las bochas al golpear los pinos, en la fosa (así llamábamos al lugar donde nos cubríamos), son insoportables. "Hola, Jorge. Te llamo para avisarte que tu libro fue seleccionado para ser publicado en el programa Mi Primer Libro. El lunes podés pasar a firmar el acta. ¡Felicitaciones!" Y ahí me quedé, sentado en el piso, llorando, mientras miraba los nombres de otros parapalos, escritos en las paredes sucias. Los originales de Sábanas de viento están ahí, en esas paredes. León lo sabe.
Hoy se cumplen 13 años de aquel jueves, uno de los más especiales de mi vida. Ese día, el destino me hizo un guiño, un hermoso guiño.

Parapalos de Ana Poliak:

https://www.youtube.com/watch?v=XzYWa7kCtmg

jueves, 11 de julio de 2019

El viento del ranchito es pizarnikiano también.

martes, 9 de julio de 2019

Ahora que el mundo se detuvo a dos mil kilómetros de mí, recuerdo cada detalle del gesto de sus manos tostando el pan.

lunes, 8 de julio de 2019

Ser hincha de River es también pasar por el kiosco y que te digan: "Llegó la 1986, ídolo".

domingo, 7 de julio de 2019

Un perro cruza el puente a las tres de la mañana. El último gesto de la noche pide huesos.

viernes, 5 de julio de 2019

Ayer estuve charlando de poesía con alumnos del secundario. Fue una linda experiencia. Pensaba que a esa edad, los 17, había empezado a escribir poemas de manera compulsiva. Esos fueron los años de mi amor incondicional a Benedetti también. Gracias por la invitación, Fabiola.

jueves, 4 de julio de 2019

Cada vez que escucho Pongamos que hablo de Madrid, pienso en Gallegos. Acá también los pájaros visitan al psiquiatra.

miércoles, 3 de julio de 2019

Miércoles. Siete de la mañana, seis grados bajo cero. El frío congela mis manos, la tristeza se marchita.

domingo, 23 de junio de 2019


Barrio de las nubes,
Río Gallegos, Santa Cruz,
Sábado 22 de junio de 2019

miércoles, 19 de junio de 2019

Me estoy poniendo viejo, nostálgico. Hoy me levanté a las seis y media y preparé un desayuno como los de antes, con música y mate amargo. Puse un disco de Giménez Agüero, uno que él me regaló casi hace 20 años, cuando laburaba en la calle. Me lo regaló en noviembre, el mes del viento. Don Hugo, el cantor de la Patagonia, el que me enseñó a amar estos lejanos paisajes, donde el viento viene y muestra sus hilachas.

https://www.youtube.com/watch?v=1ZMgddFYDHc

Un poema

http://poetasdelacruzdelsur.blogspot.com/2013/09/nada.html

domingo, 9 de junio de 2019

Me esfuerzo en silencio para que el llanto no pese.

sábado, 8 de junio de 2019

Su pelo se perdía en el viento como cielo al borde de una hoja.

viernes, 7 de junio de 2019

A esta hora el mar se tambalea. Nadie se mueve, por temor a ser descubierto.

jueves, 6 de junio de 2019

Es un llorar adentro. La distancia que me separa del paisaje es lo que me ata al mundo.

lunes, 3 de junio de 2019

Me gusta subrayar las palabras por donde paso. Lo hago para cobijarlas y darme fuerzas.

domingo, 2 de junio de 2019

Escriba, a pesar de todo. No se aleje tanto del desierto. Las palabras son de agua.

sábado, 1 de junio de 2019

Tomás, un alumno del gremio, me preguntó si era cierto que en mi época jugábamos con juguetes de madera. Señal que he llegado a los 40.

viernes, 31 de mayo de 2019


Museo River Plate, Buenos Aires
Miércoles 29 de abril de 2015

martes, 28 de mayo de 2019

Es tiempo de bailar a oscuras, de entrar en la música. No sé, me pasan estas cosas cuando le escribo.

martes, 21 de mayo de 2019

Cada vez que voy a dar una clase particular, pregunto al dueño de casa si tiene perro. Mi obsesión por ellos es sólo literaria.

lunes, 20 de mayo de 2019

El viento nos humilla.

sábado, 18 de mayo de 2019

Quisiera escribir poemas con la intensidad de las hojas que sueñan ser cactus.

jueves, 16 de mayo de 2019

En esos años, sentía mucho vacío. Mi hermano se había ido de este mundo con apenas treinta años y nunca lo pude aceptar. Me la pasaba llorando y escribiendo. Solía quedarme en el cementerio, escuchando música, nuestra música. Leía su nombre en el mío, en sus dos fechas, limpiaba las flores, cambiaba sus fotos, miraba el cielo. Luego eso pasó, de a poco. Mi madre y mis sobrinos me dieron fuerzas para no caer. Para no dejarme estar. Debe ser por eso que soy así: amo mi tranquilidad, me gusta estar en familia, pasear junto a mi chica por la bahía. De a poco, voy acomodando mi sonrisa.

domingo, 12 de mayo de 2019

El viernes hablé de poesía y leí poemas a estudiantes del profesorado en Letras, en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral. Volví contento a casa, me sentí acompañado. Gracias a los que fueron, a los chicos que me escucharon con atención y que luego me hicieron preguntas sobre el oficio de escribir. Gracias a Patricia y a Gabriela por la invitación y el respeto con el que me trataron.

viernes, 10 de mayo de 2019


viernes, 3 de mayo de 2019

Nací una madrugada de mucho frío en Río Gallegos. Tercero y último hijo de un matrimonio de laburantes. Comencé a escribir poemas a los 18 años y nunca dejé de hacerlo. Antes de eso, jugaba todo el día a la pelota y me la pasaba leyendo El Gráfico. Me gustaba andar solo también. Soy de los cruzan los puentes a las dos de la mañana. Mi sueño es fotografiar el viento.

lunes, 29 de abril de 2019


Lo austeriano de nuestro amor

domingo, 28 de abril de 2019

Adrenalina era cuando se te escapaba un auto sin pagar el estacionamiento y tenías que correrlo dos cuadras para que luego no te lo descontaran del sueldo. Rogar que el semáforo se pusiera en rojo y que el viento no te jugara una mala pasada.

sábado, 20 de abril de 2019

La obra de Sebastián Tresguerres es una de las más significativas en Santa Cruz. Me alegra cada vez que publica un nuevo libro. Me alegra su amistad también. En esta ciudad de sur todavía hay motivos para celebrar.

viernes, 12 de abril de 2019

El primer gran recital que se dio en la ciudad fue el Metal Rock Festival, en el año 1996. Aquel que, al final de la noche, reunía a los ex V8 (sin Iorio, claro). De esa noche, recuerdo a Giardino tocando Preludio Obsesivo al frente mío. Al poco tiempo, en junio, vino Almafuerte, al que considero el recital más significativo de todos los que fui. Como solía suceder con las bandas de este género, tocaron en un lugar alejado del centro de la ciudad. Recuerdo que al salir estaba todo nevado, y nosotros vestidos de negro. Empezaron con En las calles de Liniers. Fue una locura estar ahí, en el pogo. Eso sí que fue un verdadero desmadre, sobre todo cuando empezó a sonar Sentir Indiano.

lunes, 8 de abril de 2019

Estoy más viejo, casi pisando los 40. Creo que todo lo que escribí valió la pena, al menos para mí.

domingo, 7 de abril de 2019

Ayer, cuando volvía a casa, vi cómo el viento levantaba el techo de una obra en construcción, en la entrada del barrio. He conversado más de una vez con el susodicho, pero no deja de llamarme la atención su manera de sentir la realidad, su insistencia en la espera, en las cosas perdidas.

viernes, 5 de abril de 2019

Mi sobrina me hizo uno de los mejores regalos: me contó que cada vez que escucha Oktubre me recuerda. "Ese disco es bellísimo, tío. Nos hacías escuchar cuando éramos niños", me dijo. No todo está perdido.

jueves, 4 de abril de 2019

Que nuestro amor sea más fuerte que todos los gorriones de la noche.

domingo, 31 de marzo de 2019


jueves, 28 de marzo de 2019

Juana La Loca es una de esas bandas que nunca tocarán en Gallegos. Mi chica me regaló Resplandece, su último disco y ahora pienso que voy a escribir los poemas más lindos del fin del mundo.

lunes, 25 de marzo de 2019

Hoy renuncio a un lenguaje que no sea comprendido por los perros.

sábado, 23 de marzo de 2019

Esas palabras siguen en la mesa. Todo lo que se diga sobre ellas serán restos de un sol encendido, ceniza en las manos.

viernes, 22 de marzo de 2019

El viento es nuestro amor eterno: existe para que los álamos no se olviden de cantar.

martes, 19 de marzo de 2019

Ahora me voy conmigo al encuentro de la vida. No quiero pensar un mundo sin nosotros, cielito de mi alma.

jueves, 14 de marzo de 2019

De mis años de trabajo en la calle, me gustaría escribir sobre aquellas personas que se cubrían del viento en las esquinas. En cada uno de sus gestos se podían leer muchos poemas (o algo así).

miércoles, 13 de marzo de 2019

He cometido el peor de los pecados que un metalero puede cometer. He sido feliz. Que el rancho me exilie hasta que encuentre las hilachas, despiadado.

martes, 12 de marzo de 2019

Cada noche, las mismas tristezas, pueden ser de otros.

lunes, 11 de marzo de 2019

La muerte de un padre se parece al viento de la noche: canta frente a una puerta que insiste en permanecer cerrada.

domingo, 10 de marzo de 2019

Si los días se repiten siempre igual, habrá que hacer un pacto con la vida, dar vuelta el cubrecama y hablar con el niño que viaja detrás.

jueves, 28 de febrero de 2019


Revista Leed Mortales, Esquel, Chubut
Año 6, número 23,
Diciembre de 2018

domingo, 24 de febrero de 2019

No sé si todo tiempo pasado fue mejor, pero me gustaba esperar que llegue la Madhouse y leer las reseñas de los últimos discos. O robarle, de a ratos, la revista Metal a mi hermano y ver quién había salido en el póster. Esos tiempos ya no volverán. Hoy es todo más rápido. “Te pegó el viejazo” me diría un amigo metalero.

jueves, 21 de febrero de 2019

Mi once titular. A Borges lo pongo en el arco porque se aguanta todos los ataques. En el fondo, Gamoneda como stopper, lo quiero solo y libre. Mi línea de tres: Sábato, Galeano, Fijman. En el medio, el corazón del equipo: Juan Gelman. Me gustan de carrileros la dupla trasandina: Jodorowsky – Teillier, y un poco más adelantado, para meter miedo: el gran Leopoldo María Panero. Arriba, definidores natos, la dupla AP: Antonio Porchia – Alexandra Pizarnik.

sábado, 16 de febrero de 2019

La forma en que me escribís, cosas que detienen el mundo. Límpida brisa de lirismo inevitable.

jueves, 14 de febrero de 2019

La dicha de ir por los pasajes, preparar el bolso, buscar el regalo más lindo del pueblo y, sobre todo, saber que me vas a estar esperando.

lunes, 11 de febrero de 2019

Algún día han de florecer las palabras que sembramos una fría mañana de abril.

lunes, 4 de febrero de 2019


Costanera, Río Gallegos, Santa Cruz
Domingo 3 de febrero de 2019

jueves, 31 de enero de 2019

Cuando escribo un poema, lo único real sucede ahí. A veces es bueno saber esperar.

miércoles, 30 de enero de 2019

Estoy pensando en hacer una lista de los lugares que nunca visitaré en Gallegos. El Café Martínez y el casino, por ejemplo. Es hora de hacerme cargo.

martes, 29 de enero de 2019

Mi abuelo se llamaba Antonio Porchia. Cada día, cuando me levanto, veo su rostro reflejado en la pared y pienso que tenía razón: un hombre solo es mucho para un hombre solo.

domingo, 27 de enero de 2019

El problema del fútbol argentino va más allá de lo estrictamente futbolístico. El problema del fútbol es de orden estructural. Un ejemplo: los jugadores se van a Europa cada vez más jóvenes, sin tiempo previo de maduración. Conclusión: el mercado hace su negocio y nosotros, nos quedamos pagando. Nos quedamos con las ganas de ver y desarrollarse a jugadores de calidad. Así, lentamente, vamos perdiendo identidad de juego. La llamada “crisis de talento” no es más que un fiel reflejo de nuestro fútbol. Con esto quiero decir que me pone contento ver de nuevo a Menotti como director de Selecciones Nacionales. Nadie como el Flaco para saber de qué va este hermoso juego.

sábado, 26 de enero de 2019

Cada vez que paso por afuera del bowling, se me pianta un lagrimón. Pocas veces sentí la libertad como en aquel lugar. La marginalidad del trabajo nocturno, el trabajo de parapalos, tuvo mucho que ver con la publicación de mi primer libro, con todo lo que vino después. En esas paredes, dejé mi vida.

jueves, 24 de enero de 2019

La nueva versión de Peces de ciudad debería decir: "Al lugar donde has sido feliz deberías tratar de volver".

domingo, 20 de enero de 2019

El día que nos conocimos, River ganaba su tercera Libertadores, después de 19 años. Buenos Aires, verdaderamente, era una fiesta. En ese umbral, te vi por primera vez, contemplando el tinte rojo de las seis. En ese umbral, te amé.

viernes, 18 de enero de 2019

LEED Mortales es la primera revista autogestionada sobre música metalera en Patagonia, publicada en la cordillera de la provincia de Chubut. Tuve el honor de ser entrevistado por Martín Müller en su último número, edición especial dedicada a la escena metalera de Santa Cruz (confieso que aparecer en la tapa junto al mismísimo Iggor Cavalera me erizó la piel). Hablamos de bandas, de canciones, de mis primeros recitales, de lo que significa ser metalero y escribir poemas en Río Gallegos. Hablamos del viento, por supuesto.

martes, 15 de enero de 2019

Hay palabras que encienden las últimas preguntas. El que escribe amaina los vientos.

lunes, 14 de enero de 2019

Ahora que todas las ventanas dan al mundo, no puedo dejar de mirarla. El paisaje que respiro tiene tus ojos.

domingo, 13 de enero de 2019

Robertito querido, los vecinos del Bicentenario no te pedimos tanto. No te pedimos que arregles los baches porque no hay asfalto, no hablamos de desbordes cloacales porque no tenemos cloaca. A esta altura, nos conformamos con que pase una vez a las quinientas una máquina, una sola. Alguna le habrá quedado al pobre Lázaro. No se te pide tanto, che. Algo bien tenés que hacer.

miércoles, 9 de enero de 2019

La versión riogalleguense de Crónica debería decir: "Último momento: Faltan 365 días para el verano".

viernes, 4 de enero de 2019

Nada más egocentrista que el viento mordido por los perros.

jueves, 3 de enero de 2019

Cuando terminaba el turno, me quedaba a limpiar los espejos. A veces encontraba el mar. Mi cansancio era tan grande que se perdía lejos, ahí donde los pescadores encuentran su verano.

miércoles, 2 de enero de 2019

Que este año mi letra se vuelva legible, que pueda comprender los insomnios que deja la tristeza.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Se está yendo un año muy especial, un año de cambios y de sueños que voy concretando. No tengo más que palabras de agradecimiento a los que me escriben por el blog o por los libros. Gracias a los que difunden mis poemas, a los que se toman ese trabajo.

¡Que tengan un bonito 2019 y que sea rock!

https://www.youtube.com/watch?v=pLlz4h5WRq0

Poema VII

http://castaliadespeinada.blogspot.com/2018/12/vii.html

martes, 25 de diciembre de 2018

Ayer murió el querido Osvaldo Bayer, el hombre que me hizo conocer la otra historia, la que no enseña la escuela. El escritor que me hacía esperar con ansias sus contratapas en Página/12, el mismo que fundó La Chispa, el primer periódico independiente de la Patagonia. Gracias a Osvaldo aprendí también a ponerle cuerpo a los ideales, a salir a las calles, a no cambiar de canal. Hasta siempre, maestro.

NOTA. La fotografía fue tomada el 18 de diciembre del 2002, en Puerto San Julián. Aquel día, el sol patagónico brilló como nunca, en el acto por Albino Arguelles, dirigente sindical fusilado en las huelgas del ´21.

lunes, 24 de diciembre de 2018

Soy de los que cantan las canciones de Silvio Rodríguez, poniendo la voz de Ricky Espinosa.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Me detengo en medio del desierto y miro el cielo a través de la lluvia. Aunque me vaya, esas nubes seguirán ahí.

martes, 18 de diciembre de 2018

Me levanto de la cama, doy tres pasos y me vuelvo punto suspensivo.

lunes, 17 de diciembre de 2018

Desconfío del frío. Por eso escribo un pensamiento y lo pego con cinta scotch.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Si la vida fuera un partido de fútbol, hoy creo que estaría pidiendo minuto.

sábado, 15 de diciembre de 2018

Cada vez que alguien me pregunta si tengo Whatsapp, me siento más solo que vientito del Bicentenario.

viernes, 14 de diciembre de 2018

No he perdido el optimismo. Ayer, en el trabajo, entré cantando: "No soy de aquí, ni soy de allá".

jueves, 13 de diciembre de 2018

Mientras íbamos por la ruta, le contaba lo duro que fue este invierno, de lo jodido que se habían puesto los caminos. Le decía que lo mejor es ir escuchando algo de Pink Floyd, de Deep Purple y por supuesto, algo de don Hugo Giménez Aguero. Que te pintan los paisajes tal cual son. Le contaba de las nubes, lo de sus formas, de sus distintas tonalidades. Al llegar, el gallito nos recibió con su canto. No fue casualidad: tiene esos gestos con los invitados. Le mostré los primeros brotes de las flores. Le decía que últimamente paso mucho tiempo allá, que había sido una bendición encontrar ese lugar, que siempre encuentro algo para hacer. Que nos estábamos juntando con los vecinos para tratar de que llegue el agua, que ya habían empezado a hacer los pozos. Que las garrafas de gas las reparten dos veces en la semana. Le contaba de las liebres, de los caballos, de los coirones, de los calafates. De lo mucho que cuesta plantar un rancho en medio del desierto. Le decía que hacía mucho tiempo no sentía el viento tan fuerte. El desierto es así -le decía- te pone a prueba constantemente.

miércoles, 12 de diciembre de 2018


Qué lindo es ser de River
Río Gallegos, Santa Cruz,
Domingo 9 de diciembre de 2018

sábado, 8 de diciembre de 2018

A veces me hacen renegar pero los quiero un montón. Ahora, que todos pasaron de grado, quieren que hagamos un festejo de fin de año, que llevemos "algo para compartir", con música y todo. Hace seis años y medio estoy trabajando con este grupo, el del gremio y si bien termino cansado, con ganas de llegar a casa, sacarme los zapatos y quedarme un rato en silencio, aprendo todos los días. No dejo de sorprenderme. Ellos me enseñan más de lo que les puedo brindar. Estoy terminando un año de cambios y de satisfacciones. Un año donde vida y poesía trabajaron al unísono.

viernes, 7 de diciembre de 2018

El estado de abandono era tan grande que no quedaba otra que aferrarse a la vida con uñas y dientes. En esos momentos, la libertad y la marginalidad estaban en la palma de las manos. Ya no era necesario el papel picado de la imaginación.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Cada poema se une a otro hasta construir una casa. La lectura de esa realidad, necesariamente, dependerá de quien abra o cierre la puerta.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

La tristeza de los árboles, después que se va el viento, me revela toda la sabiduría del mundo.

martes, 4 de diciembre de 2018

Ir al fin del mundo y esperar allí, con los ojos entrecomillados, la salida de un cactus.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Los poemas son como animales: cuando salen, muestran sus dientes.

domingo, 2 de diciembre de 2018

Las ventanas se abren, las visitas se van y nunca sabré si estoy adentro o afuera.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Mirás tus manos y sabés que vas a poder, que vas a salir. Imaginás que el silencio es de barro y que la lluvia nos pertenece.

martes, 20 de noviembre de 2018

domingo, 18 de noviembre de 2018

Reunir fragmentos como lugares posibles. Buscar, entre los escombros, los añejos, los nuevos, los que vienen de lejos.

sábado, 17 de noviembre de 2018

El viento es una herida abierta de la noche.

viernes, 16 de noviembre de 2018

La ciudad secreta es la ciudad imperfecta, misterio de su propia duración.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Escribo para no darle espacio a la muerte. Como Diego en el 86.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Salgo a la noche y hablo con mi sombra, les digo a los perros que se callen, que me dejen estar un rato solo.

domingo, 11 de noviembre de 2018

He confiado en el viento de antaño, pues ahí la vida era un juego de niños.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Pensar que hay gente que tiene 20 pares de zapatos.

viernes, 9 de noviembre de 2018

El día que encontraron el cuerpo de mi padre muerto, hace 31 años, escribí mi primer poema. Los gorriones de la noche me sabrán entender.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Lo triste de mi vida es demasiado para tanto viento.

martes, 6 de noviembre de 2018

Anoche soñé que Anabela Ascar me invitaba a su programa para charlar sobre mi colección de Gráficos y, sobre todo, del Mundial Italia 90. En un momento, mientras le enseñaba la figurita de Maradona (la más difícil de conseguir) me preguntó: "¿Sos feliz haciendo esto?". No siempre, señorita. A mí la tristeza me la saca Blem.

domingo, 28 de octubre de 2018

Ayer fue un gran día: cociné el asado para mi pequeña gran familia, pensé en mis años de vegetarianismo, charlamos de la vida con mis sobrinos, jugamos con Luni, miré un recital de Súper Ratones, se lo extraña al querido Person. Tuve antojos de comer naranjas, caminé unas cuadras, charlé con el verdulero sobre la enfermedad de su perro (él piensa que no llega a fin de año: está muy gordo el pobre bicho), volví silbando bajito, recordé los años de laburo en la calle, pensaba en el perro, en su alma, en las noches en que cruzan los puentes. Llegué a casa, miré de reojo un poema del 97, no quise corregirlo, me dio vergüenza. Pensé en las madres sin hijos, en los hijos sin madre, salí al patio, miré al cielo: mi manera de amar es sencilla.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Aviso

Hoy a las 11 hs voy a estar en El boletín de la mañana (FM Educativa, 92.3), programa conducido por Patricia Jiménez.

martes, 23 de octubre de 2018

10 años

Los primeros tres años escribí este blog desde un ciber, esos lugares míticos que casi ya no existen. La primera entrada fue un jueves 23 de octubre del 2008. En aquella oportunidad subí dos textos: uno que me había obsequiado el escritor Carlos Besoaín y un poema que luego publicaría en Plegarias del humo, mi segundo libro.
El título del blog es un homenaje a Héroes del silencio, una de mis bandas favoritas. "Las palabras fueron avispas y las calles como dunas", canta Bunbury.
El formato que utilicé es bien sencillo: letras blancas en fondo negro (lo mío nunca ha sido la tecnología).
A la derecha se encuentran las portadas de los libros: haciendo un click sobre ellas, se pueden leer.
A veces tomo fotos en momentos irrepetibles. Si al menos se pudiera fotografiar el viento.

Todo esto para decir que no me alcanza el cielo del rancho para agradecer a los que siguen pasando por acá, a los que se siguen asomando a la tranquera. Gracias a los blogs que difunden mi trabajo.

A modo de festejo, les comparto algunos poemas en la voz de la poeta Alicia Pastore:

https://www.youtube.com/watch?v=K-pzTpLzD04

¡Chin-Chin!

sábado, 20 de octubre de 2018

Desde que empecé a construir mi rancho, los contenedores se volvieron objetos de culto.

jueves, 18 de octubre de 2018

Después de seis años en el área de Capacitación del Municipio, volví a trabajar en los barrios con mis talleres de Inglés para niños y adolescentes. Desde hace un tiempo venía madurando la idea y se dio la oportunidad en el momento justo. Ahora a cruzar los dedos y que todo salga como hace seis años atrás: chévere.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Habrá un día en el mañana, un solo día. Un día inundado de Alejandras.

martes, 16 de octubre de 2018

Y una mañana, así como quien no quiere la cosa, me encontré recorriendo el centro, buscando a La Vaca Lola. Cosas de tío abuelo.

sábado, 13 de octubre de 2018

Lo que más me gusta del mapudungun es el significado de las palabras. Curinao, en mapuche, significa tigre negro.

martes, 9 de octubre de 2018

Lo malo de viajar solo es que las fotos salen movidas.

lunes, 8 de octubre de 2018

Acá en Gallegos, el viento es tema de todos los días. Nadie se lo quiere cruzar; suele ser egocentrista. Acá nadie cree en su discurso.

domingo, 7 de octubre de 2018

Recuperar las frases de nuestros paréntesis. No olvidar los detalles.

sábado, 6 de octubre de 2018

Algún día me voy a encontrar con Saúl Blanch en Avenida de Mayo y le voy a dar un apretón de manos por aquella hermosa canción llamada Gente del Sur.

viernes, 5 de octubre de 2018

"Tu celular es del 1800", me dijo Gabriel, un niño de 7 años. Y yo, que sigo esperando la bendición de los dioses paganos, no tuve qué decirle.

martes, 25 de septiembre de 2018

Buenos Aires, martes 6 de mayo de 2008. Montevideo 980, departamento C del séptimo piso, barrio de Recoleta. Voy camino al silencio, al lugar donde vivió mi amada Alejandra Pizarnik sus últimos 3 años. Tan lejos, tan cerca. Tantos años pensando en ella. Tantos días oscuros. No hay placa, ni recordatorio. Mejor así - pienso. De aquí se fue la madrugada del 25 de septiembre de 1972. Aquí escribió. Aquí trabajó. En su Olivetti, en su mesa verde, en su pizarra. Aquí sus discos y sus libros. Aquí sus muñecas. Hablo con personas que dicen haberla conocido. Desconfío. ¿Habrá existido alguna vez? Busco. Pregunto. En el bar El Cisne no creen la historia que les cuento. Los mozos se ríen. Nadie la conoce. Hablo con el dueño y me invita a ir el fin de semana. Se juntan poetas – me dice. No me interesa.

Quiero entrar, pero me da miedo. La contemplo desde abajo. No lo puedo creer. Tomo una y otra foto. Voy y vuelvo. Sigo mi recorrido. Voy hasta el local de la Sociedad Argentina de Escritores, en Uruguay 1371. Lugar donde sus amigos despidieron sus restos. Al entrar me recibe una señora. Le digo que vengo del Sur, de Río Gallegos. Le pido entrar un rato. Me dice que pase. Me lleva al segundo piso. El lugar es diminuto. Respiro hondo. Quiero llorar. Al bajar, la misma mujer me habla de Alejandra. Me tiemblan las piernas. Le dejo un libro de regalo y salgo a la calle. Yo no sé de pájaros.

lunes, 24 de septiembre de 2018

viernes, 21 de septiembre de 2018

Escribo porque quiero decir algo. No obstante, lo que escribo nunca es lo que quiero decir.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Estoy pensando seriamente en cumplir 40 años y publicar algunos fragmentos de este blog en Facebook. Eso sí, primero tengo que cumplir 40 años.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Los mapuches solemos decir que tener un jardín en el desierto es un acto de valentía. Lo hacemos para darnos fuerzas, para darnos cuenta de la dimensión de las palabras en una hoja blanca.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Río Gallegos, ese mambo inmaculado que todos habitamos.

jueves, 13 de septiembre de 2018

El viento es una herida abierta de la noche. Ahí los pájaros hacen sus nidos.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Ese mar, que tanto me ha dolido, ahora parece darme los buenos días.

martes, 11 de septiembre de 2018

Me esfuerzo en el silencio para que el llanto pese menos.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Ahora escribo para no darle espacio a la muerte. La palabra es una mirada que va al encuentro.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Somos átomos en la dulce espera, una huella abierta en los caminos.

viernes, 31 de agosto de 2018


Asociación Centro Chileno, Río Gallegos, Santa Cruz
Avda ex-Roca al 1500

miércoles, 29 de agosto de 2018

Mi amor por River se lo transmití a Norberto, uno de mis sobrinos (mi hermano le puso así por Pappo, pero yo le digo que fue por el Beto Alonso). El sábado pasado, mientras lo llevaba a la cena con Cavenaghi, le decía que disfrutara de ese momento histórico con su ídolo. Él me contaba que estaba nervioso, que no había podido dormir pensando en esa noche. Lo dejé en la puerta, y mientras se perdía entre banderas rojas y blancas, me miró con una sonrisa y me dijo: “Gracias por todo, tío. Aguante River”. Volví emocionado, casi al borde de las lágrimas. Ojalá nunca se terminaran esos momentos.

domingo, 26 de agosto de 2018

No hay nada más poético que escuchar a Lunita articular sus primeras palabras. Son sonidos puramente mágicos; sonidos que estremecen por su belleza y sencillez. Evidentemente, los niños están a favor de la idea de comunidad y en contra de todo individualismo. Por eso van por el mundo enseñando sus mejores juguetes, una ofrenda a quienes aún no pierden sus sueños.
El Carlos habló de los viajes a través de la estratosfera, la Cris de la diabetes y la clase alta, ahora al Mauri se le ocurrió lo de las veredas calientes en Santa Cruz. Así como va la cosa, el próximo presidente hablará de la línea de subte que une el barrio Bicentenario con el centro de la ciudad.

jueves, 23 de agosto de 2018

Mientras te escribo estas líneas, pienso que tu literatura - es decir - tu forma de vivir, viene de la tradición de los que escriben para conjurar la tristeza, para que el llanto pese menos. Para que el silencio duela menos.

En más de una oportunidad, nos hemos ido por las ramas hasta poder encontrar a los duendes, a los grillos que nadie ve. Nos entusiasmábamos tanto que era imposible no volver a la vida sin una sonrisa en los ojos. Teníamos el cielo y el infierno pegados en la cara.

Ahora, el sol de octubre (no el viento, la herida) abraza al que fuiste, al que sos, te invita a viajar y en tu viaje, todos somos un poquito menos cruel. Un poquito más humanos.

Te abrazo, desde todas mis muertes, y te espero siempre, para seguir charlando de fiuras, de traucos, de perros que cruzan los puentes a las 3 de la mañana.

Algún día, de tanto insistir, saldrán peces de colores.

miércoles, 22 de agosto de 2018

La nueva versión de Contigo debería decir “Yo no quiero París con aguacero, ni Avenida de Mayo sin ti”.

martes, 21 de agosto de 2018

Cansado de las preguntas del padre que nunca tuvo, prefiere quedarse en su casa, jugando a que lo encuentren. Esos árboles tienen la edad del silencio.

domingo, 19 de agosto de 2018

Me gusta tanto la música que, a veces, pienso cómo quedarían algunas canciones cantadas por otras voces, distintas a la versión original. Por ejemplo, imagino a Rodrigo cantando Sangre de peón, esa bellísima canción de Hugo Giménez Aguero. No sólo eso, imagino un Luna Park bailando al son de “Qué angustia le nace al viento cuando se funde en las chapas”.

jueves, 16 de agosto de 2018










Costanera, Río Gallegos, Santa Cruz
Sábado 22 de julio de 2018