viernes, 26 de diciembre de 2014

De abrazos y plegarias



Este hermoso cuadro, junto a otros tres, me los regaló Laura. Se llama Abrazo. Me contaba que ni bien terminó de leer Plegarias del humo, mi segundo libro, empezó a trabajarlos. Pronto, esas hermosas pinturas, adornarán las paredes del ranchito, ahí, donde terminan los caminos. ¡Gracias, Laura!