miércoles, 18 de mayo de 2022

Mientras espero Todo se quema, el nuevo disco de León Gieco, comparto una fotografía de fan del 2004 junto al gran Luis Gurevich, luego de un hermoso recital en el Estadio Municipal de Calafate. 
Para quienes no lo conocen, Guro es el socio compositivo de León. Lo acompaña desde el disco Mensajes del alma (1992). Sí, hace 30 años. Compuso la música de obras cumbres como Todos los días un poco, Cinco siglos igual, Río y Mar, Maestras de Jujuy, Como un tren, Puño loco, Bandidos rurales, De igual a igual, El ángel de la bicicleta, Los guardianes de Mugica, etc. La lista para compartir es infinita, pero me quedo con una de mis preferidas, en una interpretación bellísima:

lunes, 16 de mayo de 2022

Junto a la publicación de Sábanas de viento, mi primer libro, en el 2006, también empecé a desarrollar mi trabajo junto a los niños, en muchos barrios de la ciudad. Me gusta eso de "itinerante", me diría una compañera. Además, y en la misma sintonía, empecé a hacer el mismo trabajo en el sindicato de empleados municipales, en mayo de 2012. Con motivo de los 10 años de trabajo allí, la página del gremio hizo una publicación, a modo de reconocimiento, que me llenó de emoción. Tuve la oportunidad de leer cada comentario y no tengo más que palabras de agradecimiento a cada compañero. Realmente me conmovió. Mencioné lo de mi primer libro porque, paradójicamente, las personas que conocí por la poesía casi no saben de qué trabajo y viceversa: los compañeros de trabajo no saben de mi quehacer poético. Me gusta que sea así. Quiero decir que el mismo amor y respeto que siento por la poesía trato de traducirlo todos los días en mi trabajo. Por eso estos reconocimientos son tan lindos. 

domingo, 15 de mayo de 2022


Esta hermosa antología, de la que formo parte en representación de Santa Cruz, se presenta hoy en la Feria del Libro de Buenos Aires.

domingo, 8 de mayo de 2022

Me gusta llegar temprano, ordenar el aula, subir la calefacción. Poner la fecha en la pizarra; dejarle a cada uno su diccionario en la mesa. Esperarlos en la puerta; charlar un rato con los padres. Luego, cuando terminamos las tareas, espero que los vengan a buscar y vuelvo a casa, atravesando el viento y la ciudad. Vuelvo contento. No lo digo muy seguido por aquí, pero me siento bendecido por estos hermosos diez años de trabajo en el gremio, junto a los niños.

martes, 3 de mayo de 2022

Nací una madrugada de mucho frío en Río Gallegos. Tercero y último hijo de un matrimonio de laburantes (mapuche huiliche hasta los huesos). Casi no conocí a mi padre, pero siempre lo he extrañado. Comencé a escribir poemas a los 18 años y nunca dejé de hacerlo. La poesía me salvó la vida, literalmente. Antes de eso, jugaba todo el día a la pelota en calles de tierra; me sentía tan libre como Diego en el ´86. Me gustaba andar solo también. A los 25, mientras estudiábamos el magisterio, me enamoré de la chica más linda del mundo. Desde aquella tarde, nunca dejé de escribirle poemas, cartas. Ella me enseñó que los álamos cantan en el viento, que con una canción la tristeza puede ser más hermosa. Estoy aprendiendo a no llorar tanto, a recordar a mi hermano con alegría. Soy de los que cruzan los puentes a las dos de la mañana. Mi sueño es fotografiar el viento.

https://www.youtube.com/watch?v=ezlpwCLgiE8

sábado, 30 de abril de 2022

Feria



miércoles, 27 de abril de 2022



Encontrarse a merendar con el querido Gato Ossés es de esos momentos que siempre voy a atesorar. Algo que le contaré a Luna, mi sobrina nieta, mientras cantamos Avutarda.
Para los iniciados, les recomiendo escuchar sus canciones. Como me gusta decirle, junto a Giménez Agüero, Deep Purple y Pink Floyd son los artistas patagónicos más ruteros. Te pintan el paisaje tal cual es. Hablo del paisaje interior, claro. Eso lo descubrí no hace mucho tiempo, llegando a mi rancho. Qué pensará mi caballo al costado de los álamos.
Larga vida al Maestro y a sus canciones, a su poesía. 

lunes, 18 de abril de 2022










Reserva costera urbana
Río Gallegos, Santa Cruz
Sábado 16 de abril de 2022

viernes, 15 de abril de 2022

Hace un tiempo, Andrés Fernández Cabral, actor y ex combatiente de Malvinas, me regaló esta hermosa lectura de algunos poemas de mi libro Otros animales, publicado en 2014. La comparto hoy, en estos días, a 40 años de una herida que no cierra:

https://www.youtube.com/watch?v=DDcMv4Ip4m4

jueves, 14 de abril de 2022

Mi entrada
Sábado 9 de diciembre de 1995. Esa noche fuimos muy felices. 2 Minutos tocaba por primera vez en Gallegos y vos, junto a tu banda, le hacían de soporte. El Hispano Americano estaba repleto; ese pogo fue el más grande del mundo, realmente. En un momento, te pusiste un gorrito de Papá Noel y te quedaste ahí, en el escenario, mirándonos a todos saltar. No sé por dónde andarán hoy los 2 Minutos, pero esa noche siempre estará en mi corazón. Hoy se cumplen 16 años de tu partida y me gusta recordarte así, hermano. 

miércoles, 13 de abril de 2022

Mi soledad es tan grande que no cabría en un alfiler. 

martes, 12 de abril de 2022

Escribo, a pesar de tanta muerte. Un viento cruzado perfuma el día. 

lunes, 11 de abril de 2022

Si tuviera Facebook sería amigo del mismísimo Mister Biden Luy. 

domingo, 10 de abril de 2022

Ya les dije a mis sobrinos que si llego a los 50 y me ven paseando en una 4 x 4 por la costanera, me den una pastilla de chiquitolina.

sábado, 9 de abril de 2022

No es una cuestión de clase sino de pertenencia: los peronistas se enojan cuando le dicen kirchneristas.

viernes, 8 de abril de 2022

Cómo no voy a querer al Pampa Larralde, si cada vez que canta: "sólo el viento me aturde y parece que me duebla y me aplasta vencido. Pero no han de secarse mis raíces mientras caiga un agüita erocío y un gorrión que precise mi sombra y un cachito de sol que sea mio" parece que me lo estuviera cantando a mí. 

jueves, 7 de abril de 2022

Cuando se habla del interior, se mencionan ciudades como Rosario, Córdoba, o ciudades patagónicas turísticas como Bariloche, Ushuaia. Río Gallegos vendría a ser ese viento feroz que te deja piedras en los ojos.

miércoles, 6 de abril de 2022

Hoy amanecimos con 8 grados bajo cero y parece que fuera el fin del mundo.

jueves, 31 de marzo de 2022






Donde el viento tajea,
Río Gallegos, Santa Cruz
Marzo de 2022

martes, 22 de marzo de 2022



Soltar todo y largarse, qué maravilla
Costanera, Río Gallegos, 
Sábado 19 de marzo de 2022

lunes, 21 de marzo de 2022

Aviso

Hoy, en el día de la poesía, estaremos conversando con Mario Santillán. La entrevista saldrá a eso de las 10.40 hs por LU 14, Radio Provincia.

martes, 8 de marzo de 2022















Algunas páginas de Los álamos cantan en el viento, la bellísima antología que publicó Espacio Hudson, y que está disponible en las mejores librerías del país (y hasta en el mismísimo Mercado Libre). 😎

lunes, 28 de febrero de 2022

En mis primeros años de trabajo, hasta que compré mi primer autito, la bicicleta fue mi medio de transporte (el más barato y que no envenena el aire, diría Eduardo Galeano). Tengo recuerdos muy bellos de volver zigzagueando por la avenida principal, a las 2 hs de la mañana, el horario en que terminaba mi turno y empezaba la vida. El zigzagueo era un juego con mi sombra. 
A esa hora solo los perros andaban por la calle, quizás por eso están tan presentes en mis poemas. Esos bravos muchachitos me enseñaron que el último gesto de la noche quiere huesos.
Hace unos meses volví a subirme a una bici y empecé a cumplir una rutina diaria. Ahora sí puedo hablar del placer de andar en bici. Todos los poetas uníos del mundo deberían darse el lujo de pedalear contra el viento en una ciudad como Río Gallegos. 

NOTA. La fotografía la tomé el viernes 4 de febrero, camino a la Virgencita. 

viernes, 25 de febrero de 2022

Lo que más extraño de mis años de trabajo en la calle son esas charlas existenciales con desconocidos; conocer otras formas de vida. En esos años, todo era un acontecimiento poético, algo que me permitía mejorar, estar vivo. 

jueves, 24 de febrero de 2022

A veces pienso que los poemas se convierten en aire, en viento, en alma. Que viajan como los pájaros y se posan sobre los puentes oxidados del tiempo. 

martes, 22 de febrero de 2022

Hace muchos años que no nos vemos, que no charlamos, y parece que el tiempo no hubiera pasado. La callecita donde nos encontramos aquella noche ha cambiado su nombre. Ahora se llama Los álamos cantan en el viento, y está grabado en tu piel. Para siempre.

domingo, 20 de febrero de 2022


No todo está perdido. La lila del ranchito brotó después del viento feroz del fin de semana pasado, ese que casi nos deja sin aliento. 

viernes, 18 de febrero de 2022

De todas las entrevistas que me hicieron a lo largo y ancho de estos años, una de mis preferidas es la que me hizo Miguel Auzoberría para su programa Patagonia Escrita. Me gusta, además, porque cada tanto la repiten en Canal 9 y siempre algún vecino del Bicentenario me cuenta que la vio. Hasta no hace mucho tiempo, el canal estatal era el único que llegaba por aquellos lares. "Mi vecino famoso", suelen decirme:

https://www.youtube.com/watch?v=WbIaX9tIs-o

domingo, 13 de febrero de 2022

Este año se están cumpliendo 10 años de la publicación de Nadando, un librillo que me dio mucha felicidad, sobre todo porque me liberé de esos benditos títulos. La queridísima poeta Verónica Lamberti le puso la voz y el corazón a aquellos poemas:

https://www.youtube.com/watch?v=sWB9LiVNolw

viernes, 11 de febrero de 2022

Me atrevería a decir, aquí y ahora, que Otros animales es el libro que más críticas y lecturas elogiosas ha generado. Del susodicho, les comparto la lectura del poema XVI en la voz de la poeta Andrea Testarmata:

lunes, 7 de febrero de 2022

Hace unos 10 años, el querido Pala y su Sentimiento Cumbiero hicieron esta bellísima interpretación de la canción Tonto Corazón, y eligieron, como introducción, un poema de mi libro Cactus. Que baile la hinchada, pues:

https://www.youtube.com/watch?v=1pjjI8S-pXM

jueves, 3 de febrero de 2022

El año pasado, la poeta Sabrina Barrego junto a unos amigos, hicieron un hermoso trabajo sobre mi poesía para la revista La Intemperie, Mendoza. Si bien el audio está disponible en la Web, lo comparto por acá, con el agregado de la imagen del poema mientras sucede la lectura. Pasen y vean. Quedó bueníchimo

https://www.youtube.com/watch?v=yG5bEWwV1lY

martes, 1 de febrero de 2022

Hace años que no salgo de mi pueblo y eso está mal, muy mal. Soy partidario de que los laburantes tenemos que salir un poco del lugar de todos los días. Tomar aire fresco, conocer otras formas de vida. No sé porqué, pero los viajes que hice de joven me marcaron tanto que es como ya no me dan ganas de salir. O quizás sea el ranchito y sus árboles, sus sauces. No hay amaneceres atardeceres como los de Gallegos, mucho menos como los del Bicentenario. El viento y la claridad de los cielos son únicos, eternos. 
Dicho esto, paso por acá a compartirles una lectura de mi libro Cactus, publicado en 2010, en la voz de la querida poeta Geraldine Mac Burney Jones. 
En unos días, vuelvo al trabajo y, dentro de las cosas lindas que hice en mis vacaciones, fue preparar estos videos para subirlos a YouTube. Sí, los mapuches de hoy tenemos canal de YouTube y todo:

Aclaración. Los videos fueron hechos por Claudio Figueroa, bajo mi "estricta" supervisión. 

lunes, 31 de enero de 2022

El viento haciendo de las suyas. Otra vez.  

domingo, 9 de enero de 2022










Costanera, Río Gallegos, Santa Cruz
Jueves 6 de enero de 2022

sábado, 8 de enero de 2022


Amigos metaleros (y no tanto), les cuento que hoy Fabián y Mandy, en su programa Narigonmanía (FM Alquimia Rock, 106.7) van a sortear estas verdaderas joyas musicales, que hasta ayer formaban parte de mi colección. Y que sea rock, pues.

domingo, 2 de enero de 2022

Ayer fue un gran día:
me levanté temprano y salí a andar en bici
llegué hasta el puente del aeropuerto,
el que separa el Tortoni de la calle Melancolía,
luego volví y cociné el asado para mi pequeña gran familia,
pensé en mis años de vegetarianismo,
hablamos de la vida con mis sobrinos,
bailamos cumbia con Luna,
ella dice que bailo como viejito,
miré un recital de Riff,
qué bien le hizo el sonido de Jaf a la banda,
tuve antojos de comer gomitas de menta,
caminé unas cuadras,
charlé con el quiosquero sobre la enfermedad de su perro
(él piensa que no llega a fin de mes: está muy gordo el pobre bicho),
volví silbando bajito,
recordé los años en el comedor escolar
del rezo antes del plato de comida
ahora pienso que la poesía siempre estuvo en mi vida, ahí,
pensé en el perro, en su alma, en el cielo,
llegué a casa,
miré de reojo un poema,
no quise corregirlo,
pensé en las madres sin hijos,
en los hijos sin madre,
salí al patio,
regué los sauces:

mi manera de amar es sencilla.

viernes, 31 de diciembre de 2021

A principio de año, cuando volví a trabajar, sentí pánico por la cantidad de contagios que había en la ciudad. Muchos vecinos y compañeros de trabajo se fueron por ese virus maldito. Con los meses, fui recuperando un poco la confianza, la llamada normalidad. 
El grupo de niños con los que trabajé fue maravilloso. Cuánto tenemos que aprender de ellos. La disciplina que tuvieron a lo largo del año, con respecto a las medidas de cuidado, fue increíble. El uso del barbijo, del alcohol en gel, el distanciamiento.
En medio de todo eso, de un año de transición, salió Los álamos cantan en el viento, la hermosa antología que publicó Espacio Hudson. Es lindo saber que anda por muchas librerías del país. De Ushuaia a la Quiaca, diría León. La repercusión que tuvo ese librillo sigue siendo hermosa.
Y, como siempre digo, gracias a los que siguen pasando por acá, a los que me escriben, a los que escriben sobre mis libros, a los que se toman el trabajo de difundir mis poemas.
Ahora sí, que tengan un feliz año. A seguir cuidándose. Que sea con salud y mucho hard rock:


NOTA. La fotografía es de un frasco con bombones que me regaló Melanie, una alumna.